Nuestro sitio web usa cookies. Si sigues navegando asumimos que estás de acuerdo con esto. Para mas información visite nuestra política de cookies. Cerrar

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

Última revisión de contenidos: agosto 2019

Regulación

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados se encuentra regulado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre (BOE de 20 de octubre) y desarrollado por el Real Decreto 828/1995, de 29 de mayo (BOE de 22 de junio).

En uso de la capacidad normativa que la Comunidad Autónoma de Andalucía tiene sobre el mencionado impuesto, se han dictado una serie de artículos que actualmente se encuentran compilados en los artículos 34 a 41 del Decreto Legislativo 1/2018, de 19 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones dictadas por la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de tributos cedidos.

Objeto

El objeto de este tributo está constituido por:

Sujeto pasivo

El sujeto pasivo de este impuesto será:

Base imponible

La base imponible del impuesto será:

Cuota tributaria

La cuota tributaria se obtendrá aplicando a la base imponible los siguientes tipos de gravamen:

Obligación de autoliquidar por la pérdida sobrevenida de beneficios fiscales.

El incumplimiento de los requisitos exigidos en la regulación de los beneficios determina la obligación de ingresar la parte del impuesto que se hubiera dejado de ingresar como consecuencia de la aplicación del beneficio fiscal, mediante la presentación de una autoliquidación complementaria.

Ejemplo: En 2019 adquiero una vivienda de segunda mano aplicando el tipo reducido del 3,5% en TPO, al cumplir todos los requisitos. Al año siguiente la vendo para comprar otra. En este sentido hay que hacer constar que para que una vivienda alcance la condición de "habitual" deben cumplirse los requisitos que establece la normativa del IRPF (por regla general, y salvo causas excepcionales, hay que vivir en ella durante al menos tres años). Si se pierde esta condición (en el ejemplo, la vivienda se ha vendido antes del plazo que fija la Ley del IRPF por lo que nunca fue “vivienda habitual” a estos efectos) tendré que presentar una autoliquidación por la cuota que dejé de ingresar al aplicar el tipo reducido y no el general.

Impuestos por compravivienda

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: Es aquel importe económico de la Junta de Andalucía que todas aquellas personas que compren una vivienda deben pagar de forma obligatoria.

En líneas generales:

Otras normativas. (Excepción por discapacidad)